Acaba con los berrinches cuando se despierta de una vez por todas

Seamos realistas, como padres de niños pequeños, hemos sufrido de berrinches al despertar al menos una vez a la semana. Algunos han vivido esto más que otros y posiblemente llegarías a describir a tu pequeño como:

  1. Apasionado
  2. De fuerte voluntad
  3. Muy sensible a las emociones
  4. Ansioso
  5. Niño sensorial
berrinches al despertar
berrinches al despertar

Pero sea cual sea el caso, si por las mañanas cuando despiertas ya estás suspirando fuerte porque “ya sabes lo que viene” o estas en alerta porque no sabes si:

  1. Un coro de ángeles cantará mientras un haz de luz brilla sobre tu cabeza mientras tu hijo despierta suavemente regresando de forma plácida a la conciencia de estar despierto.
  2. Te recibirá un ataque en toda su regla en el momento justo en que digas -buenos días, mi cielo-, -ya es hora de despertar, el sol ya brilla-.

Si estás en ese limbo cada mañana, entonces las siguientes líneas de este artículo para hacerle frente a los berrinches al despertar, es completamente para ti.

Maneja los berrinches al despertar como una profesional

Mi sobrina tiene un hijo que en su infancia tenía serios problemas para controlar la ira y las funciones ejecutivas. Era de casi todos los días que la rutina para despertar a su hijo, era como entrar de lleno a un slam de trash metal. Gritos, manoteos, patadas, en fin, todo el paquete.

Ella creó unos pasos muy sencillos que le facilitaron mucho el trabajo de modificar y manejar los berrinches al despertar de una forma sana y sabia.

Estrecha la relación

Cuando comiencen los gritos, respira profundo y piensa: ¿con qué está luchando internamente? Tal vez no sea solo el hecho de que tenga que despertarse. Tal vez no se trata solo de –no quiero ir a la escuela-. Siempre hay un motivo subyacente ahí en el fondo, así que trata de conectar con eso.

Vocabulario emocional

Expresa bien con palabras claras, y que pueda tu hijo entender, el por qué o por qué tu hijo se siente como se siente en estos momentos. Es importante que tu hijo entienda cómo se siente y por qué se siente de esa manera.

A veces los niños no saben por qué se sienten así, solo lo hacen de forma inconsciente porque algo les recuerda la acción detonante de rabietas. Por eso es importante que el niño entienda la situación completamente.

Tacto físico

No se trata de que vas a recompensar de algún modo su comportamiento. Se trata de que vamos a calmar al pequeño. Esto se logra con un masaje suave a la espalda. Es un hecho casi científico (bueno, eso creo, jeje) que esta acción física ayudar a calmar a los niños pequeños.

Desvía su atención

Tan simple como eso, desvía su atención del momento. Lo que mi sobrina usó para desviar su atención de los berrinches al despertar fue el tener una pelea de almohadas. Fue magnífico, le funcionó de maravilla.

Ese día ella tuvo un momento de desesperación que lo único que pudo pensar en hacer, fue darle duro con una almohada. Un poco para liberar frustración tal vez, pero eso le ayudó al pequeño a desviar su atención pues también agarró otra almohada y la guerra de almohadas empezó.

Se liberaron tensiones, ya no hubo llantos ni gritos y el día pudo por fin comenzar; y de una manera divertida.

Mis 5 mejores consejos para tratar los berrinches al despertar

manejar los berrinches al despertar
manejar los berrinches al despertar

Los tips de mi sobrina, me llevaron a establecer algunos tips propios como los que te voy a compartir para que también puedas manejar esta estresante situación mañanera de forma que no pierdas la cabeza.

Dormir a sus horas

La verdad de la verdad, es que un pequeño que no duerme bien, es un pequeño que se estresará porque le despiertan antes de tiempo. Por eso debes asegurarte que duerma cuando tenga que dormir y a la hora que debe hacerlo.

Un bebé de un año o dos, suele aún dormir su siesta al menos una vez al día y requiere de al menos 12 horas de sueño para estar al 100 por las mañanas. Si quieres evitar los berrinches al despertar, entonces tienes que dejarlo dormir las horas que necesita para que esté bien descansado.

¿Duerme bien en la guardería?

Con lo anterior, viene algo relacionado. Mi hija solía tener un problema; no podía dormir en la guardería con su ropa de salir. Regresaba estresada, cansada y haciendo mucho berrinche por eso. No era su culpa, solo necesitaba dormir.

Por eso comencé a llevarla con ropa cómoda, un pijama que no pareciera mucho un pijama. Algunas guarderías permiten que lleves algo de ropa extra para este momento así que, solo pregunta.

Deja de dar órdenes

Cosas como:

  1. Tenemos que irnos.
  2. Necesitas apurarte.
  3. Tienes que despertarte.
  4. Debes vestirte ya.
  5. Tienes que comer.
  6. O cualquier otra orden similar.

Estas cosas simplemente empeoran la situación, de hecho, crean una división y posterior separación en la relación que tendrán contigo. Cáptalo tú también, a ninguna persona le gusta que le ordenen y menos cuando está de malas.

Momento de reconexión

Este consejo es oro y requerirá un esfuerzo extra de tu parte. Necesitarás de al menos 20 minutos al día por las mañanas antes de despertar a tu pequeño. Se trata de una simple “terapia” de conectar y apapachar.

Debes conocer el lenguaje del amor de tu pequeño, ¿cierto? Debes saber qué es lo que le gusta más, qué podría funcionar mejor o qué es lo que necesita realmente.

  • Acurrucarse en la cama.
  • Abrazarse antes de despertarle.
  • Darse caricias o cosquillitas.
  • Una conexión en silencio tal vez.

Lo que sea que pueda funcionar para tu hijo, debes aplicarlo. Esto debe ser lo primero que hagas en la mañana antes de despertarlo. Empieza fomentando la relación entre ustedes y luego comiencen con la rutina.

Si bien a veces podría no funcionar del todo, realmente mejorará las horribles mañanas que seguro ya estás viviendo.

Finalmente, todo pasará

Te lo prometo, todo en la vida, así como empieza, terminará. Aunque a veces los berrinches pueden durar un poco más allá de los 4 años, eventualmente terminará. Si aplicas bien estos consejos, los berrinches al despertar en las mañanas o de sus siestas, terminarán pronto.

Solo debes creerlo, todo mejorará a partir de ahora, todo será más simple si realmente te apegas a los pasos y los sigues y aplicas de verdad.