Aprende de estas 7 bases para acabar con los berrinches durante la comida

Uno de los mejores momentos que puedes vivir en familia, es la hora de la comida. Algunas familias conviven de una manera muy hermosa, pero en otras, los berrinches a la hora de comer es el pan de cada día.

Y es que el hecho de tu pequeño vea en su plato, algo que simplemente no le gusta, puede cambiar todo el ambiente. Pasando de una tranquila comida, a una pesadilla estando despierto.

7 cosas que puedes hacer contra los berrinches a la hora de comer

Cómo ya lo hemos mencionado en artículos anteriores como: Cómo quitar los berrinches de los bebés, a veces nosotros mismos podemos llegar a causar el berrinche sin saberlo.

Por eso es que resultará mejor si evitamos que suceda. Esta siempre ha sido la mejor estrategia, sin embargo, quiero mostrarte unas buenas técnicas para que puedas hacerle frente a esta bochornosa situación.

berrinches a la hora de comer
berrinches a la hora de comer

Pretende robar su comida

Hay algo que ya debes saber sobre los niños pequeños y es que son posesivos. Ese delicioso espagueti hasta este momento rechazado, de pronto se convertirá en la cosa más importante del mundo para tu hijo si pretendes robar su comida.

Haz como si te estuvieras comiendo su comida y no quieres darle, pero, sobre todo, que se vea que lo estás disfrutando de una manera increíble. Esto automáticamente (al menos a 8 de cada 10 niños), pondrá a tu hijo en modo “dame mi comida”.

Reduce los snacks

Las papitas de bolsa, galletitas, etc., hacen una tremenda diferencia a la hora de querer comer. Tu hijo hará tremendos berrinches a la hora de comer si recién acaba de degustar un pastelillo hace apenas 1 hora.

Si dejas de darle snacks entre comidas, podrás ver una increíble mejoría con los berrinches a la hora de comer. Es simple, si no tiene hambre no comerá o querrá comer algo que le guste; pero si tiene hambre, es posible que haga caras o gestos, pero terminará comiendo lo que le des. Este consejo te lo anoto como especial porque en verdad hace magia.

Que la hora de la comida sea interactiva

Esta comprobado por la misma Academia Americana de Pediatría que los niños son más abiertos a experimentar cosas nuevas cuando se involucran en procesos. ¿A qué me refiero?

Me refiero a que, si vas a preparar un espagueti o alguna sopa, pues hazlos partes del proceso. No solo alentarás a tu hijo a probar la comida que están haciendo (pues lo verán como “la recompensa” de su trabajo realizado) si no que también estarás creando lazos fuertes con él/ella.

Sin mencionar que puede aprender de ti, acerca de los riesgos al cocinar y cómo debe evitar esos peligros. No me refiero a que lo vas a poner a freír papas, hablo de cómo debe lavar los alimentos, que debe estar alejado de la sartén y cosas así.

Tú debes elegir la comida

Seguro te ha pasado algo como esto: le preguntas a tu hijo que quiere comer y termina diciendo que quiere pizza, hamburguesa, comida preparada fuera o simples frituras. Y las ideas que le das a elegir, simplemente no las toma y es cuando los berrinches a la hora de comer comienzan a surgir.

Todo porque tu hijo/hija, ya sabe que no comerán lo que quieren. Y no digo que no le des a elegir completamente en el día del niño o en su cumpleaños, en esas fechas es totalmente válido que elija por completo lo que desea comer.

Pero en el día a día, es tu hijo quien se debe acoplar a lo que hay para comer. Sin embargo, para evitar los berrinches en ese momento, te recomiendo que hagas el menú de la semana y en cada una de las comidas agrega algo que tu hijo elija. Esto no es malo, no es como que le estuvieses dando el poder o que lo dejes salirse con la suya.

Caritas en la comida

Algo que mi madre solía hacer cuando era niña, es que me preparaba la comida y le agregaba un rostro sonriendo. Algo así llamativo es lo que también comencé a aplicar en las comidas y el resultado es magnífico. Ellos solitos comenzaron a disminuir los berrinches a la hora de comer cuando vieron que tenían “comida divertida”.

Horarios

No queremos nada estrictos, sabemos que a nadie le gusta ser ordenados a hacer cosas. Solo es cuestión de hacerle saber a tu pequeño que ya es hora de comer o que la hora de comer ya casi llega. Así lo irás preparando mentalmente para la hora de la comida.

Así mismo, debes tener en cuenta que esta estrategia será aún más efectiva si la hora de comer es la misma siempre. Al principio te puede resultar algo difícil de acoplarse, pero al menos trata de que sea alrededor de la misma hora cuando se sirva la comida.

berrinches a la hora de comer
berrinches a la hora de comer

No mas rabietas con platillos nuevos

Esto personalmente me fue un problema con mi niña que es muy “especial” con probar comidas nuevas. Lo que hice para evitar los berrinches a la hora de comer platillos nuevos, es poco a poco ir metiendo los platillos nuevos, con comida que ya conocen.

De este modo, poco a poco se iban familiarizando con el platillo nuevo y yo me iba dando cuenta si realmente les gustaba o no. Así me evitaba un coraje y desperdiciar en comida que no se iban a comer.

Porque esto es real, los niños a veces simplemente hay cosas que no van a comer. Por ejemplo, realmente existe la predisposición al gusto del brócoli. Algunos niños les gustan y a muchos otros no les gustan para nada.

En el caso de mi hija, para intentar meterle comida sana como el brócoli (no le gustaba) lo hice de a poco o licuado con tomate en unas ricas entomatadas. Así mismo, también la calabaza y verduras que yo sabía no se iban a comer.

Poco a poco les fui quitando el disgusto a estas verduras al hacer esto. También probé con ponerles un poco de cátsup, limón o mantequilla sobre las verduras. Digo, esto tal vez no sea muy sano, pero definitivamente le entraban duro a la comida.

Estos 7 consejos para evitar y corregir los berrinches a la hora de comer, bien aplicados, pueden hacer maravillas. El cambio en el comportamiento de tus hijos a la hora familiar de la comida será impresionante en pocos días.

Solo no desesperes, recuerda que esa es la regla número uno de todo proceso para controlar los berrinches.